Para niños y niñas: Derechos humanos

1.-La Constitución de 1999
2.-Derechos de los indígenas
3.-Derechos de la mujer
4.-Derechos de la familia, niñas, niños y adolescentes
5.-Derechos de los ancianos, ancianas y discapacitados y discapacitadas

La Constitución de 1999

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999 incluye avances importantes en materia de derechos humanos, los cuales se observan desde su preámbulo. En el artículo 2 de la Constitución se “propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político”. Además en el artículo 23 se específica que “los tratados, pactos y convenciones relativos a derechos humanos suscritos y ratificados por Venezuela, tienen jerarquía constitucional y prevalecen en el orden interno, en la medida en que contengan normas sobre su goce y ejercicio más favorables a las establecidas por esta Constitución y la ley de la República, y son de aplicación inmediata y directa por los tribunales y demás órganos del Poder Público.” A continuación se resaltan algunos de los derechos humanos que se han desarrollado notablemente en el país gracias a la Constitución de 1999 y las políticas implementadas por el Estado desde su promulgación.

Derechos de los indígenas

La Constitución de 1961 no incluía el uso oficial de los idiomas indígenas, mientras que la Constitución de 1999 no sólo los reconoce, sino que los eleva a patrimonio cultural de la nación y de la humanidad. Este elemento es sin lugar a dudas un avance importante en el reconocimiento que los grupos indígenas merecen.

Artículo 119

El Estado reconocerá la existencia de los pueblos y comunidades indígenas, su organización social, política y económica, sus culturas, usos y costumbres, idiomas y religiones, así como su hábitat y derechos originarios sobre las tierras que ancestral y tradicionalmente ocupan y que son necesarias para desarrollar y garantizar sus formas de vida. Corresponderá al Ejecutivo Nacional, con la participación de los pueblos indígenas, demarcar y garantizar el derecho a la propiedad colectiva de sus tierras, las cuales serán inalienables, imprescriptibles, inembargables e intransferibles de acuerdo con lo establecido en esta Constitución y la ley.

Artículo 9

El idioma oficial es el castellano. Los idiomas indígenas también son de uso oficial para los pueblos indígenas y deben ser respetados en todo el territorio de la República, por constituir patrimonio cultural de la nación y de la humanidad.

Subir

Derechos de la mujer

Cuando tuvo lugar la Asamblea Nacional Constituyente, en 1999, los movimientos de mujeres venezolanas presentaron un documento llamado “Una visión de país con ojos de mujer”. Este documento recogía las propuestas de mujeres que habían luchado en todas partes del país contra de la discriminación de la mujer y por sus derechos. Sus planteamientos se plasmaron en la Constitución aprobada en 1999.

En esta Constitución las mujeres venezolanas están presentes desde el principio hasta el fin, a través del lenguaje no sexista. Pocas constituciones en el mundo incluyen a la mujer de la manera en que lo hace la Constitución venezolana; allí se consagra el derecho de las mujeres a decidir el número de hijos e hijas que deseen tener, pero lo más importante e incluso lo más revolucionario: es la única Carta Magna en el mundo entero donde se reconoce que el trabajo de las madres amas de casa genera valor, crea riqueza y bienestar social.

El artículo 88 reconoce el aporte económico del ama de casa, que según estudios, se ha demostrado que ha llegado a 80% del valor que tiene el petróleo.

La mujer hoy en día

La participación que tiene hoy la mujer en Venezuela no tiene precedentes en nuestro país. Existen hoy en día cinco poderes públicos, para 2011, tres lo dirigen mujeres: el Poder Electoral, encabezado por la Dra. Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral; el Poder Ciudadano, por la Fiscal de la República, Luisa Ortega; y el Judicial, por la Dra. Gladys Gutiérrez, quién preside el Tribunal Supremo de Justicia. En la Asamblea Nacional existe la más alta participación de mujeres que haya tenido la historia del país. El presidente Hugo Chávez convocó a las mujeres para integrar el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) 50% hombres y 50% mujeres.

Pero quizás más importante que el acceso a altos cargos públicos es el papel que están jugando las mujeres en los consejos comunales, las misiones (donde su participación llega a más 60%) y en todos los programas que el gobierno impulsa.

Hoy las mujeres venezolanas han tomado el espacio público con los temas que antes estaban restringidos a la esfera privada, se han entregado apasionadamente a la construcción de un nuevo orden social pleno de derecho, igualdad y de justicia como lo expresa la Constitución venezolana. Estas mujeres están liderando los Comités de Salud, las Mesas Técnicas de Agua, los Comités de Tierras,  los Comités de Alimentación, las Mesas de Energía y los Consejos Comunales.

Subir

Derechos de la familia, niñas, niños y adolescentes

Asimismo, la familia,  niñas,  niños y adolescentes gozan de amplios derechos en nuestra Constitución.

Artículo 75

El Estado protegerá a las familias como asociación natural de la sociedad y como el espacio fundamental para el desarrollo integral de las personas. Las relaciones familiares se basan en la igualdad de derechos y deberes, la solidaridad, el esfuerzo común, la comprensión mutua y el respeto recíproco entre sus integrantes. El Estado garantizará protección a la madre, al padre o a quienes ejerzan la jefatura de la familia.

Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a vivir, ser criados o criadas y a desarrollarse en el seno de su familia de origen. Excepcionalmente, cuando ello no sea posible o contrario a su interés superior, tendrán derecho a una familia sustituta, de conformidad con la Ley. La adopción tiene efectos similares a la filiación y se establece siempre en beneficio del adoptado o la adoptada, de conformidad con la ley. La adopción internacional es subsidiaria de la nacional.

Artículo 78

Los niños, niñas y adolescentes son sujetos plenos de derecho y estarán protegidos por la legislación, órganos y tribunales especializados, los cuales respetarán, garantizarán y desarrollarán los contenidos de esta Constitución, la Convención sobre los Derechos del Niño y demás tratados internacionales que en esta materia haya suscrito y ratificado la República. El Estado, las familias y la sociedad asegurarán, con prioridad absoluta, protección integral, para lo cual se tomará en cuenta su interés superior en las decisiones y acciones que les conciernan. El Estado promoverá su incorporación progresiva a la ciudadanía activa y un ente rector nacional dirigirá las políticas para la protección integral de los niños, niñas y adolescentes.

Artículo 79

Los jóvenes y las jóvenes tienen el derecho y el deber de ser sujetos activos del proceso de desarrollo. El Estado, con la participación solidaria de las familias y la sociedad, creará oportunidades para estimular su tránsito productivo hacia la vida adulta y en particular la capacitación y el acceso al primer empleo, de conformidad con la Ley.

Subir

Derechos de los ancianos, ancianas ; discapacitados y discapacitadas

Es importante destacar que los ancianos y ancianas y discapacitados y discapacitadas cuentan con un marco legal que garantiza el ejercicio de sus derechos.

Artículo 80

El Estado garantizará a los ancianos y ancianas el pleno ejercicio de sus derechos y garantías. El Estado, con la participación solidaria de las familias y la sociedad, está obligado a respetar su dignidad humana, su autonomía y les garantiza atención integral y los beneficios de la seguridad social que eleven y aseguren su calidad de vida. Las pensiones y jubilaciones otorgadas mediante el sistema de Seguridad Social no podrán ser inferiores al salario mínimo urbano. A los ancianos y ancianas se les garantizará el derecho a un trabajo acorde a aquellos y aquellas que manifiesten su deseo y estén en capacidad para ello.

Artículo 81

Toda persona con discapacidad o necesidades especiales tiene derecho al ejercicio pleno y autónomo de sus capacidades y a su integración familiar y comunitaria. El Estado, con la participación solidaria de las familias y la sociedad, les garantizará el respeto a su dignidad humana, la equiparación de oportunidades, condiciones laborales satisfactorias, y promueve su formación, capacitación y acceso al empleo acorde con sus condiciones, de conformidad con la Ley. Se les reconoce a las personas sordas o mudas el derecho a expresarse y comunicarse a través de la lengua de señas.

Subir

 

 

 

Fuentes:

 

Consulte las últimas noticias y editoriales relacionados con el caso del terrorista Posada Carriles
Leer más »